• Ubicación

    Cracovia, Polonia

  • Idioma

    Polaco

  • Población

    761.900 Hab.

  • Moneda

    Euro EUR

CRACOVIA

Tiene un ambiente muy especial, con sus hermosos edificios históricos y el mercado principal más grande de Europa. Cracovia solía ser la capital de Polonia y la sede de los reyes polacos. Hoy en día es un importante centro académico y de negocios, atrayendo a miles de turistas internacionales. Cracovia también es conocida por ser la ciudad donde se ubica la Universidad más antigua de Polonia.

Castillo de Wawel

Majestuoso castillo sobre la Colina de Wawel junto a la orilla del Vístula. La Colina de Wawel estuvo habitada desde el Paleolítico y miles de años después se construyó en el lugar un castillo de estilo gótico que se convirtió en la primera residencia de los reyes de Polonia. Con el paso de los años el castillo se fue remodelando y adquirió un carácter renacentista.

Con el traslado de la capital a Varsovia el castillo quedó en el abandono, siendo saqueado por el ejército prusiano y ocupado por los austriacos, que lo convirtieron en un importante punto de defensa en el que se construyeron murallas y el interior del castillo fue modificado para su nueva función. Después de los numerosos e intensos eventos el castillo fue reconstruido y actualmente es uno de los lugares más visitados de la ciudad.

Lonja de los Paños

Conocido también como el Mercado de los paños, es un edificio de estilo renacentista que sobresale por encima del resto en el centro histórico de Cracovia. Se trata de un antiguo centro de negocios donde los comerciantes se congregaban para ejercer su actividad; durante los siglos XV y XVI la Lonja de los Paños fue el lugar donde llegaban todo tipo de productos exóticos, como especias o sedas, que los cracovianos intercambiaban por tejidos y sal procedente de las minas de Wieliczka.

Hoy en día, este grandioso edificio alberga numerosas tiendas de productos típicos de Cracovia, donde se venden todo tipo de objetos religiosos, ámbar y artesanía variada.

Minas de sal Wieliczka

Declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1978,  forma parte de las minas de sal más antiguas del mundo y han sido explotadas sin interrupción desde el siglo XIII hasta el día de hoy.

Las minas, conocidas con el sobrenombre de “la catedral subterránea de la sal de Polonia”, cuentan con una profundidad de 327 metros y una longitud de más de 300 kilómetros de laberintos a lo largo de los cuales se encuentran cámaras y capillas con hermosas figuras esculpidas que ilustran la historia de la minería de la sal.